CREO QUE ALGO NO VA BIEN EN EL DESARROLLO DE MI HIJO/A, ¿QUÉ HAGO?

La detección de una señal de alerta en el desarrollo de un niño/a puede ser detectado por el pediatra, por los servicios de educación o por los propios familiares o amigos.

Si la detección viene dada por un profesional, habitualmente este sabrá cómo orientar a la familia con respecto a cómo actuar. Pero, ¿qué ocurre cuando es la familia la que detecta que algo no va bien? ¿Qué pasos debe seguir?

En este artículo nos vamos a centrar en los pasos que deben seguirse para llevar a cabo valoración y, en caso de que así se precise, intervención, en los servicios que oferta el Servicio Andaluz de Salud para menores entre 0 y 6 años, lo que se denomina, Atención Temprana.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1. La familia observa en su hijo algunas conductas por exceso o por defecto que pudieran ser una señal de alerta en el desarrollo.

2. La familia debe dirigirse a su pediatra y comentar con él la existencia de estas señales. Es el pediatra el que les indicará si efectivamente el menor es susceptible de ser valorado o no. Por norma general, las señales que la familia detecta suelen estar en consonancia con lo que el pediatra observa.

3. El pediatra deriva al menor a la Unidad de Atención Infantil Temprana (UAIT). Allí será valorado por un equipo que está compuesto por una psicóloga y una pediatra, en el caso de Almería. Ellas son quienes decidirán si el menor precisa intervención en un Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT), si no precisa intervención o si es susceptible de seguimiento en esta unidad para observar progresión.

4. En caso de que el menor sea derivado a un Centro de Atención Infantil Temprana, será la propia familia la que contacte por teléfono con el centro asignado.

5. Un CAIT está formado al menos por un psicólogo, un fisioterapeuta y un logopeda.

6. El protocolo a seguir cuando el menor es incluido en un CAIT es, de manera global y esquemática, entrevista de acogida familiar, valoración del menor, coordinación con otros profesionales que intervienen con el menor, elaboración de informe de devolución inicial y elaboración de plan de intervención consensuado con la familia.

7. Tras esta valoración y devolución de informe y plan de intrevención a la familia, se iniciará el tratamiento.

De manera global, estos son los pasos a seguir para la inclusión de un menor en Atención Temprana a través del Servicio Andaluz de Salud.

Nuestra unidad atiende a menores del SAS desde el año 2002, por lo que hemos visto cómo ha ido evolucionando a lo largo de los años y, aunque aún queda mucho por hacer, los progresos son favorales.

Para cualquier duda y/o cuestión, puedes contactar con nosotros en nuestro mail udiat@vithas.es o en nuestro teléfono 950014353 y te atenderemos encantadas.

Esperamos que esta información sea útil para aquellas familias que no sepan cómo iniciar los protocolos de derivación.

Marina Barber
Psicóloga COL AO 04070
Coordinadora UDIAT

About the Author :

Deja un Comentario

ESCRIBE LO QUE BUSCAS Y PRESIONA ENTER