La importancia de la Terapia Ocupacional en el ámbito escolar

Los niños/as pasan gran parte del día en la escuela y allí tienen que realizar muchas actividades en las que pueden encontrar dificultades. El desempeño ocupacional de un niño/a puede estar afectado por dificultades físicas, madurativas, sensoriales, de atención y/o aprendizaje.
Existen una variedad de servicios que los terapeutas ocupacionales proporcionan en el ambiente educativo, en función de las necesidades del niño/a. Los tres modelos más frecuentes aplicados en las escuelas son: servicios directos, seguimiento y consulta (Dunn, 1988; Hanft y Place, 1996; Case-Smith, Rogers y Jonson 2011).

Es necesario, por parte de un terapeuta ocupacional colaborar con el equipo interdisciplinar en la evaluación del alumno/a con necesidades educativas especiales. Para ello, realizará una evaluación funcional haciendo hincapié en las necesidades educativas que tiene dentro del entorno escolar, analizando; perfil ocupacional del niño/a, escritura, percepción visual, praxias, procesamiento sensorial y coordinación general, entre otros.
El objetivo de la terapia ocupacional en el ámbito educativo es mejorar el desempeño del estudiante en tareas y actividades importantes para un funcionamiento escolar exitoso, respondiendo a sus necesidades, adaptando su entorno y haciéndole partícipe de él, fomentando su máxima funcionalidad e independencia.

En este entorno, la intervención se puede desarrollar directamente con el alumno/a, de forma indirecta a través de otros profesionales y/o adaptando o modificando el equipamiento, materiales y/o entorno (clase, comedor escolar, servicios o recreo), para maximizar el potencial del alumnado y ayudarle a hacer frente a las barreras y dificultades que se encuentra en su acceso curricular.

A pesar de que la terapia ocupacional en el sistema educativo no está muy extendida en España, es importante trabajar en colaboración con el resto de profesionales educativos para identificar las prioridades del estudiante y del profesor y decidir qué estrategias son más importantes, para favorecer la participación del niño/a en su rol de estudiante.

Entre las intervenciones que desarrolla el terapeuta ocupacional en el ámbito escolar para favorecer la autonomía del alumno/a, destacan:

Áreas de experiencia del Terapeuta Ocupacional  

Componentes

 

Relación con la educación

 

 

 

Estabilidad postural

 

Tono, fuerza, resistencia, equilibrio, integración de reflejos, calidad de movimiento, coordinación, articulaciones proximales y estabilidad de tronco.

– Mantener posiciones corporales funcionales durante las actividades escolares.

– Mantener el ritmo de los compañeros.

– Participar en actividades durante la jornada escolar: recreo, educación física…

 

 

 

Registro y procesamiento sensorial

 

 

Percepción y discriminación del tacto/texturas, presión, movimiento y posición en el espacio (vestibular), movimientos corporales y posiciones (propiocepción), input visual, input auditivo, sabor, olor, direccionalidad y relaciones viso-espaciales.

– Mantener un estado emocional/atencional estable durante las actividades o durante las transiciones de estas.

– Implicarse en la exploración mediante el movimiento durante el recreo y educación física.

– Tolerar el contacto de comidas, ropa o material escolar de varias texturas.

– Tolerar la cercanía, tacto y órdenes físicas de otros.

– Localizar mediante el tacto, juguetes, materiales en el aula o pupitre y copiar tareas de la pizarra.

 

 

Planificación motora

 

Habilidad de imitar posiciones corporales, integrar los dos lados del cuerpo, secuenciar movimientos, planificar y ejecutar dibujos, actuar bajo comandos verbales y coordinar movimientos.

– Aprender actos motores nuevos en un periodo de tiempo razonable.

– Realizar tareas motoras con una destreza apropiada a su edad bajo petición verbal o demostración física.

– Localizar las áreas usadas normalmente dentro del aula y el centro de forma eficiente y segura.

 

Motricidad fina, percepción visual y viso-motora

Fuerza, coordinación, prensión/presa, precisión, destreza y coordinación óculo-manual. Estabilidad de hombro y muñeca, coordinación de los dos lados del cuerpo, dominancia manual y uso de herramientas. – Manipular de manera correcta varios tipos de herramientas, materiales y juguetes según su edad.

– Sujetar sus materiales firmemente mientras trabaja (por ejemplo: el papel).

 

 

Actividades de la vida diaria

Desempeño en las actividades de la vida diaria (alimentación, vestido, uso del W.C., juego y deberes). Planificación motora para secuenciar las tareas de autocuidado. Resolución de problemas y toma de decisiones individuales.  

– Manejar sus actividades de cuidado diario, tal como cierres, utensilios de comida y otros dispositivos de auto-cuidado. Conseguir los materiales para el uso personal.

 

Adaptaciones del entorno

Productos de apoyo

Modificaciones en el aula/entorno, materiales adecuados y adaptados, estrategias de enseñanza, posicionamiento para facilitar el control postural, independencia en las actividades de la vida diaria y recomendaciones acerca de barreras arquitectónicas. – Utilizar modificaciones para fomentar el aprendizaje.

– Participar en mayor número de actividades y ser capaz de completar una tarea.

– Utilizar dispositivos para compensar la falta de destreza o enseñar nuevas destrezas.

 

Juego social y organización de la conducta

Mantener el contacto ocular, escuchar a otros, iniciar y mantener una comunicación con compañeros y adultos, buscar ayuda, cumplir con las peticiones de adultos y compañeros y responder a las transiciones. – Compartir materiales dentro del aula.

– Pedir ayuda cuando la necesite.

– Responder a las demandas sociales del      entorno.

– Resolver disputas.

 

 

En ocasiones, a nuestros niños/as les cuesta mantener un nivel de alerta adecuado para poder prestar atención y rendir en las tareas académicas. De hecho, se refieren a muchos de ellos como niños; traviesos, mal educados…
Hay niños/as que por sus perfiles sensoriales tienen la necesidad de recibir mucho movimiento; otros niños/as a los que el más mínimo roce o ruido les descentra o bien pueden causar en ellos unas reacciones de lucha o huida exageradas; otros niños/as pueden necesitar mucho tiempo en procesar la información y pueden parecer aletargados… Es importante recordar que cada persona responde de forma distinta a un mismo estímulo.

Cuanta más información tengamos por parte de un terapeuta ocupacional especialista en integración sensorial sobre el procesamiento sensorial, mejor podremos satisfacer todas las necesidades de los estudiantes en la escuela de forma creativa, ya sea utilizando una variedad de actividades sensoriales, introduciendo estrategias sensoriales calmantes o empleando estrategias para aumentar la atención y el estado de alerta . El conocimiento sobre el procesamiento sensorial nos ayuda a aprovechar los sistemas sensoriales para optimizar la atención, el compromiso y la participación.

Cualquier duda al respecto, podéis contactar con la UDIAT y la resolveremos encantadas

Gema Mª Ruiz Ruiz

Terapeuta Ocupacional UDIAT

Nº Col.117

About the Author :

2 Comentarios

  1. Hola, me ha gustado como enfocáis el presentar a la gente lo que es la terapia ocupacional y como puede ayudar a la gente esta disciplina tan desconocida, me alegro que ayudéis a dar es visibilidad tan necesaria.
    En terapiaocupacionalparatodos.org intentamos hacer lo mismo y enfocado a toda la familia, ya que creemos en una terapia ocupacional transversal.

    Os deseo lo mejor!

    1. marinabarber

      Hola!

      Agradecemos mucho tu comentario. En la Unidad contamos con una estupenda profesional de este ámbito, Gema Ruiz, con la cual aprendemos día a día. Podéis seguirnos en nuestro facebook Atención Temprana Almeria, nosotros conocemos vuestra página. Gracias!

Deja un Comentario

ESCRIBE LO QUE BUSCAS Y PRESIONA ENTER