Lectura temprana compartida. Un buen regalo de Reyes

LECTURA TEMPRANA COMPARTIDA
Por Liliana Valero García, Logopeda.
Los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres. (Emilie Buchwald)
¿Cuándo empiezo a leer cuentos a mi hijo?, ¿Qué tipo de cuentos debo leerle?, ¿Para qué voy a leer a mi hijo si es muy pequeño?… Vamos a intentar dar respuesta a éstas y otras preguntas que, a diario, nos hacen los papás.
¡He llegado al mundo! ¡Léeme!.
Es importante promover la lectura de forma temprana, desde que los pequeños son bebés, continuar en la primera infancia de forma acentuada y seguir leyendo con los niños cuando ya han aprendido a leer solos.
Leer en voz alta a los niños que todavía no se han iniciado en el lenguaje verbal, es una forma eficaz y estimulante de enseñarles un lenguaje correcto e iniciarlos en el aprendizaje de las habilidades básicas necesarias para una futura alfabetización y prepararlos para el período escolar.
¿Por qué me leen cuentos mis papás?.
Cuando se trata de leer a los niños pequeños, ¡todo son ventajas!, vamos a enumerar los beneficios de la lectura compartida temprana:
– Haciendo a los niños partícipes de las lecturas pidiéndoles que señalen imágenes del libro, que realicen algún sonido relacionado o comparamos lo que le sucede al personaje del cuento con la vida real del pequeño, estimulamos el desarrollo de habilidades cognitivas como son, las capacidades atencionales, comprensivas y de abstracción de los niños.
– Los cuentos ayudan a crecer y nos acercan al mundo que nos rodea, transmiten conocimiento sobre el entorno y sobre nosotros mismos, enseñan estrategias para resolver problemas y diferentes valores e inteligencia emocional.
– Con la lectura compartida temprana, fortalecemos el vínculo afectivo y estrechamos lazos con los pequeños de la casa disfrutando de un momento especial y de calidad juntos.
– Mediante la lectura, se aprende nuevo vocabulario, que podrán usar en cualquier momento, aspecto muy importante para ayudar a desarrollar el lenguaje del niño, además, la lectura fortalece los campos semánticos y desarrolla la correcta formación de estructuras de frases.
– Los cuentos permiten desarrollar la imaginación a través de las historias y aventuras a lugares mágicos.
– De forma temprana, empiezan a conocer los sonidos de las letras, los niños reconocen que el texto escrito tiene un significado.
– Los niños asocian el momento de la lectura compartida como un tiempo valioso y placentero en el que aprenden a la vez que disfrutan, fomentando la lectura y la predisposición de los niños por el aprendizaje de la lectura de forma autónoma.

¡¡Ha llegado la hora del cuento!!
Para llevar a cabo la lectura compartida temprana con éxito hay que tener en cuenta algunos factores importantes:
– Buscar un lugar idóneo, lejos de ruidos o posibles distracciones, y un momento del día en el que estemos relajados y podamos dedicar el tiempo necesario a la lectura, sin prisas ni agobios por tener que realizar otras tareas, es necesario centrarnos y disfrutar del momento lector con los niños.
– Elegir el libro adecuado, teniendo en cuenta el momento de desarrollo del niño y sus intereses. Los primeros libros serán muy coloridos, con diferentes texturas y sonidos, con imágenes grandes, que hablen sobre temas familiares y reconocibles por parte del pequeño. El lenguaje debe ser claro, que contenga frases repetidas, onomatopeyas o rimas. Más tarde, sobre los 12 meses, elegiremos libros con pequeñas historias y que aporten vocabulario e información del mundo que rodea al niño y sus rutinas. Los libros adecuados alrededor de los 24 meses son los que contienen abecedarios, números y sentimientos.
– En la lectura compartida temprana, el adulto lee el cuento en voz alta, haciendo diferentes entonaciones para captar y mantener su atención, hablando de forma pausada, prestando atención a una correcta vocalización que será observada en todo momento por el niño, permitiéndoles imitar y aprender a diferenciar un sonido de otro, y realizando gestos con la cara y el cuerpo.
– Se buscará la participación del niño por medio de preguntas, comentarios o mediante señalado de imágenes, realizando una lectura interactiva.
…Y colorín colorado….
Se han demostrado los beneficios que aporta la lectura en el desarrollo de los pequeños y la necesidad de leer a los niños desde el momento de su nacimiento, y, al menos, continuar durante la primera infancia, donde el desarrollo del lenguaje y la comunicación están en pleno auge.
En la siguiente fase de desarrollo, ya en la segunda infancia, los niños aprenden a leer solos y, en gran medida, depende de los padres el haber instaurado en los niños una buena predisposición al aprendizaje de la lectura.

…Un niño que lee, será un adulto que piensa.

About the Author :

Deja un Comentario

ESCRIBE LO QUE BUSCAS Y PRESIONA ENTER