RETRASO PSICOMOTOR, MOTIVO FRECUENTE DE CONSULTA

Muchas familias llegan a consulta preocupados y solicitan que realicemos una valoración de su hij@ ya que piensan que no hace lo que otros niños de su edad: “En el parque hay un bebé de 12 meses que ya camina y llama a su mamá  y la mia aún no lo hace”, “Es que tiene un primo de 9 meses que ya se sienta solito y la mia que tiene diez aún se cae si no le doy soporte en la espalada”, “a mi bebé de cuatro meses le cuesta mantener erguida la cabeza cuando lo pongo boca abajo en el cambiador mientras le abrocho los botones del pijama”…

Generalmente todos ellos, han pasado anteriormente por su pediatra y este le ha recomendado que inicie valoración o tratamiento en Atención Temprana por presentar un cuadro de lo que se denomina, Retraso Psicomotor.

Desde el nacimiento, un bebé debe ir cumpliendo una serie de adquisiciones motoras, cognitivas, sociales y del lenguaje, lo que se denominan hitos del desarrollo, que nos indican que su evolución está siendo adecuada.

En ocasiones ocurre que un bebé tarda más en realizar lo que otro con su misma edad, es decir, un bebé que, generalmente, debe adquirir el control cefálico a los tres meses de edad, lo adquiere a los cuatro o cuatro meses y medio, un bebé que con cinco meses debe de ser capaz de “rodar” cuando está en el suelo no lo hace hasta los seis o siete meses, un bebé de doce meses que aún no se pone de pie en la cuna cuando debe empezar a hacerlo entre los nueve y diez meses… Esta tardanza en la evolución motora, suele ir acompañada o no de retraso en alguna de las otras áreas.

Según la Asociación Española de Pediatría, el Retraso Psicomotor implica, como diagnóstico provisional, que los logros del desarrollo de un determinado niño durante sus primeros 3 años de vida aparecen con una secuencia lenta para su edad y/o cualitativamente alterada.

Así mismo, debemos distinguir entre el retraso Psicomotor Simple, en el que el área afectada suele ser sólo el área motora, y el Retraso Psicomotor Global, en el que, además del área motora se observan déficits en otras áreas del desarrollo como el lenguaje, el juego, la sociabilización, etc…

Es importante que, cuando observemos que nuestro hij@ adquiere con lentitud los ítems del desarrollo, le cuesta la realización de algunas actividades, se cae demasiado o es torpe a nivel de manipulación, acudamos al pediatra o a un centro de Atención Temprana para realizar una valoración exhaustiva y comenzar un programa de estimulación adecuado a cada caso en particular.

Las causas del retraso psicomotor pueden ser genéticas, por ejemplo, una hipotonía (tono muscular más bajo de lo normal) hace que el bebé no tenga la fuerza suficiente para mantener una postura o realizar un movimiento adecuado. Otras causas pueden ser, que el niño tenga una baja actividad motora, niños que son más tranquilos que otros en sus primeros meses de vida, o factores ambientales como familias sobreprotectoras que no permiten que su bebé explore el movimiento por ellos mismos por miedo a un posible golpe o caída.

El Retraso psicomotor, que no es secundario a ninguna otra patología, suele evolucionar de forma favorable y el niño adquiere sin dificultad un desarrollo adecuado antes de los tres años. En aquellos casos en los que incluso habiendo acudido a tratamiento el retraso continúa siendo evidente, sería preciso la realización de pruebas complementarias para descartar cualquier otra posible patología adyacente.

En nuestra unidad, realizamos una valoración global del niño, según su edad y necesidades. En dicha valoración intervienen los profesionales que consideramos pueden aportar datos relevantes, Fisioterapeuta, psicóloga, logopeda o Terapeuta ocupacional. De esta forma, establecemos un plan conjunto de estimulación.

En la UDIAT, la familia representa un papel fundamental en el tratamiento de cada niño, por lo que la familia participa de cada sesión de forma activa. A esto añadimos un programa de intervención completo con herramientas y ejercicios para que prosigan la estimulación diaria en casa. La familia de esta manera, pasa a convertirse en el eje de la intervención.

Si tu bebé ha sido diagnosticado con un retraso piscomotor y tienes dudas, consultanos sin compromiso.

Lucila Gonzalez

Fisioterapeuta Pediátrica

Coordinadora Departamento Fisioterapeutas UDIAT

About the Author :

4 Comentarios

  1. Pingback:RETRASO PSICOMOTOR - Letsalud | Fisioterapeuta Vojta en Barcelona

    1. marinabarber

      Hola Joselyn,

      Deberías consultar con tu pediatra acerca del lenguaje de tu hijo. Sería preciso que lo viera un profesional y despejara vuestras dudas y, en caso de que el peque necesite estimulación, acudir a un centro de Atención Temprana. Saludos!

  2. Cristi

    Mi hija tiene 10 años y le diagnosticaron retraso psicomotor leve pero el problema es que a un no habla pero escucha perfectamente a los cuantos años más podría ser q ella pueda hablar.
    Gracias

Deja un Comentario

ESCRIBE LO QUE BUSCAS Y PRESIONA ENTER